Núria Rasós: “La correcta gestión de los residuos es una asignatura pendiente en España”

Desde el 17 de marzo está en vigor la nueva ley de residuos y suelos contaminados de Galicia, una regulación que se adelanta a la estatal, que está pendiente de aprobación en las próximas semanas y de la cual, de momento, conocemos el texto del anteproyecto. Toda esta actualización legislativa responde a las exigencias de la Unión Europea sobre gestión de residuos alineadas con el Pacto Verde Europeo.

Núria Rasós, Directora Técnica de LITOCLEAN, analiza estas normas en el contexto global y su aplicación real.

  • ¿Cuáles son las grandes novedades de ley de residuos y suelos contaminados de Galicia?

La novedad principal de la ley es la regulación de forma sostenible de la gestión de residuos, haciendo hincapié en la prevención de su producción con el fin de disminuir los impactos que todo residuo genera en el medio ambiente y la salud humana. De esta forma, regula y fija una serie de objetivos a cumplir en relación a la reducción progresiva en los distintos tipos de residuos generados. Asimismo, proporciona un régimen jurídico actualizado en referencia a la producción y gestión de los residuos y de los suelos contaminados.

  • Esta regulación se aprueba poco antes que la ley estatal, ¿cambiará algo de lo aprobado en Galicia según el anteproyecto de ley de residuos?

Como en alguna otra comunidad, Galicia ha hecho los deberes y se ha avanzado, pero en principio las dos normativas irán en la misma línea, promoviendo la economía circular y un uso eficiente de los recursos e incorporando las obligaciones europeas existentes en materia de gestión de residuos.

  • Las nuevas legislaciones vienen marcadas por la normativa de la UE en materia de gestión de residuos. ¿Cuáles son las principales cuestiones en las que se hace énfasis desde Europa? ¿Por qué la situación actual requiere de nuevas leyes que consigan cumplir con los objetivos marcados?

Desde Europa hace tiempo que existen multitud de directivas que regulan la gestión de residuos en todos los campos, desde el sector alimentario, pasando por las pilas o los neumáticos, y nuestro país debe adaptar toda esta normativa, que en muchos casos no tenemos al día.

Desde finales del 2019, en Europa se estableció el Pacto Verde Europeo, que pretende hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro en 2050 y desde el que se impulsa el uso eficiente de los recursos mediante una economía limpia y circular y se pretende restaurar la biodiversidad y reducir la contaminación. En esta línea los ámbitos de actuación son muy diversos e incluyen la cadena alimentaria de proximidad, la reducción de la contaminación, la biodiversidad, la movilidad sostenible, la energía limpia y la industria sostenible, entre otros.

“El Pacto Verde Europeo pretende hacer de Europa un continente climáticamente neutro, impulsando la economía circular, restaurando la biodiversidad y reduciendo la contaminación”

  • El año pasado salió la noticia de que España es el país que más residuos tira a vertederos. ¿Es nuestra asignatura pendiente? ¿Qué riesgos comporta?

Seguramente sea una de ellas, sin duda. Falta concienciación a escala social al respecto y mucho trabajo por parte de las administraciones. Es verdad que en el ámbito local y urbano los ayuntamientos han ido impulsando medidas y, ya más en nuestro campo, la gestión de las comunidades autónomas de suelos como residuos en vertederos controlados está siendo mucho más controlada por la administración y las cosas se están haciendo bien en este aspecto. La nueva ley estatal prevista pretende impulsar la economía circular y la reducción en la generación de residuos y de su impacto global, por lo que en ese aspecto será una mejora clara a nivel de todos los tipos de residuos.

En materia de suelos, el RD 9/2005 ya priorizaba en la medida de lo posible los tratamientos de recuperación de suelos in situ que evitaran la generación, traslado y eliminación de residuos.

  • ¿Es viable lograr los objetivos marcados por las regulaciones? ¿Qué cambios requieren las rutinas habituales, especialmente de las empresas?

Con implicación de las administraciones y con un aumento de la conciencia social, puede conseguirse. Está claro que es necesario un régimen sancionador, ya que la concienciación social a veces no es suficiente. Tenemos que interiorizar a todos los niveles, desde el individuo hasta las grandes industrias, que son las principales generadoras de residuos, que invertir dinero para reducir la generación de residuos a la larga es beneficioso.

En el caso de las industrias, cada vez existe una mayor concienciación desde las direcciones de las empresas y se cree en la importancia de reducir el impacto sobre el medioambiente. La mayoría de industrias tienen sus protocolos y están muy al día de la legislación existente en materia de gestión de residuos, pero debemos ser ambiciosos e implicarnos en la reducción de residuos y conseguir que realmente la economía pueda llegar a ser circular.

“En España falta concienciación social y mucho trabajo por parte de las administraciones respecto a la gestión de residuos”

  • La actividad de LITOCLEAN incluye el tratamiento de residuos. ¿Alteran estas normativas los procedimientos de la compañía?

En LITOCLEAN hace tiempo que seguimos los procedimientos adaptados de las disposiciones europeas, en línea con la normativa aplicable en Catalunya. En nuestra compañía ya seguimos una política de economía circular, en todos los proyectos buscamos valorizar el máximo porcentaje posible de residuos.

  • ¿Cómo afecta a la contaminación del suelo la cantidad y el tipo de residuos que van a parar a vertedero?

Afecta desde el momento que es una instalación que acoge residuos que se acumulan sobre el suelo, evidentemente preparado para acogerlos. La importancia recae en el hecho de que los vertederos cumplan con las características constructivas necesarias para soportar el tipo de residuos y lixiviados que estos generan y que no lleguen a percolar en el propio subsuelo. Esto pasa por tener un buen control de los residuos existentes en vertedero, especialmente de sus lixiviados, y por el hecho de que cada vertedero está construido para soportar un tipo de residuos. Por ejemplo, un residuo peligroso no se puede gestionar en un vertedero de residuos no peligrosos, ya que las características constructivas de este último no son las idóneas para residuos peligrosos y no cumplen la normativa para acogerlos.

“La ley gallega establece que cualquier persona que detecte indicios de contaminación del suelo debe informar a la Administración”

  • En materia de suelos en Galicia, ¿cuáles son las novedades de la ley?

Esta ley regula los instrumentos de evaluación de calidad del suelo, la declaración de suelos contaminados y sus efectos y el conjunto de instrumentos de política de suelos. Como novedad destaca la obligación de informar, concretamente, que cualquier persona física o jurídica que detecte indicios de contaminación del suelo como consecuencia de la realización de cualquier tipo de actividad, deberá ponerlo en conocimiento de la Administración.

También es destacable que tanto la propuesta inicial de trabajos de caracterización o saneamiento del subsuelo que se hace entrega a la administración como su implantación deberán ser llevadas a cabo por la misma entidad acreditada, salvo causa justificada y previa aceptación por el órgano competente en materia de suelos contaminados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s